Tuesday, March 15, 2016
Falso Mal de Panamá en Banano

Por varios caminos se llega a Roma. La necesidad de ahondar en el conocimiento y experiencias sobre el manejo de problemas críticos de enfermedades que afectan el cultivo del banano ha llevado a AGROBAN a realizar una serie de alianzas con organizaciones y Web que tienen información relevante, que esperamos poderlas transmitir a través de www.agroban.com.ec en nuestra sección capacitación e investigación.

Hemos recibido la primera colaboración de Yassellis J. Ruiz R. Ingeniero Químico – MSc Ingeniero Ambiental, para quien es muy importante sumar esfuerzos entre los interesados en la producción y el futuro de éste rubro. Ella asegura que la actividad “actualmente se encuentra diezmado por varias fitopatologías de diversas índoles y plagas, lo que ésta afectando los rendimientos del banano a nivel mundial”. Considera que en Latinoamérica estamos a tiempo de cambiar nuestros programas de manejo agronómico y gestión ambiental para blindarnos ante la posible llegada del Mal de Panamá Raza 4.

Asegura que como investigadora independiente en el área de agricultura biológica y microbiología ambiental, tarea en la que lleva 4 años realizando estudios en Falso Mal de Panamá con apoyo de instituciones públicas y el sector privado, a petición de productores afectados, encuentra que la situación va de mal en peor. “Y de acuerdo a los resultados obtenidos hasta ahora, estamos observando con preocupación que variables ambientales como agua de riego y suelo están predisponiendo a las plantas de banano a sufrir infecciones microbianas varias, aunado a un manejo agronómico agresivo en el uso de agroquímicos que complica la situación fitosanitaria”. Exhorta que sería interesante si en sus plantaciones de banano se ha presentado este tipo de patologías, realizar investigaciones aplicadas en conjunto para retroalimentar los avances en materia de control de enfermedades y aumento de producción.

El banano es una de la frutas de mayor consumo en Venezuela, por su alto valor nutritivo, su presentación voluminosa y bajo costo; por lo tanto es un rubro crítico en seguridad alimentaria para el país. Siendo la población infantil y juvenil donde se registra los más altos niveles de consumo. Pero a partir del 2005 se comenzó a presentar focos de una extraña enfermedad en los Estados Carabobo y Aragua, desconocida entonces denominada "Falso Mal de Panamá" (FMP), su nombre se deriva del "Mal de Panamá" por la similitud en la sintomatología (cambio de color del pseudotallo a marrón oscuro, reblandecimiento del mismo, coloración amarilla y necrosis de las primeras hojas, obstrucción y deformación de los haces vasculares, entre otros) pero de agentes causales distintos (sin definir aún en el FMP). Estos focos fueron convirtiéndose en brotes, hasta que el 2012 empezó a convertirse en una epidemia, descendiendo la producción de banano de 80.000 Kg/Ha a principio de la década del año 2.000, a 30.000 Kg/Ha en el 2012 y actualmente hay casos que están cercanos a los 10.000 Kg/Ha, por lo que ya para los productores comienza a ser un rubro poco atractivo para su cultivo. Además el precio al consumidor en el 2012 paso de Bs. 6/kg a Bs. 67/Kg y actualmente se cotiza en Bs. 200 a 270/Kg. Éste último precio también ha sido presionado por la alta inflación interna del país que según el Banco Central de Venezuela, para noviembre de 2015 era de 149% (no se han publicado cifras actualizadas para el año 2016). Aunque el Falso Mal de Panamá, esta presente en ciertos países de Asia, África, Europa y América, en Venezuela su incidencia a veces supera el 50% diezmando la producción de banano en la región central del país.

En la actualidad contamos con dos estudios científicos ( realizados por mi persona y un equipo de trabajo) sobre la incidencia del Falso Mal de Panamá en la región central de Venezuela (Estados Carabobo y Aragua) que nos permiten proponer un proyecto para el control de ésta enfermedad y así aumentar los rendimientos de banano, que impulsaría el cultivo del rubro, aumento de las ganancias para el productor y presionar para bajar o estabilizar los precios de venta al consumidor que actualmente varía semanalmente. Mi primer contacto con ésta enfermedad se produjo en el 2012, cuando aún era Investigador adjunto al CIMA; nos sorprendió la severidad de las lesiones en el pseudotallo y la apariencia de fitotoxicidad en las hojas de la planta, al realizar una visita de campo al azar, en una finca productora de banano, ubicada en el Esatdo Carabobo. Por lo tanto se procedió a tomar muestras de pseudotallo y raíces de las plantas de banano afectadas por el FMP, también se tomaron muestras de suelo sano y enfermo ( en 1ro no había plantas enfermas, en el 2do si) para visualizar morfológicamente su composición microbiana. Se concluyó en este estudio que las bacterias posibles causantes de las heridas en el pseudotallo son bacterias del grupo coliforme, provenientes del agua de riego de dudosa calidad sanitaria. Aunque las enterobacterias o coliformes también son habitantes naturales del suelo, las detectadas en las lesiones son causantes de enfermedades u oportunistas en humanos y también se determinó su capacidad celulolítica ( es decir capacidad de degradar la celulosa principal componente del pseudotallo). Aquí no se probaron los postulado de Koch por interrupción de los estudios debido a la ausencia de posterior financiamiento (para más información acerca de este estudio ver archivo adjunto: Detección y posibles tratamiento de enfermedades en el banano producidas por bacterias del grupo coliforme).

En 2015 se retomaron los estudios de posibilidades de control del Falso Mal de Panamá, pero con financiamiento privado. Durante estos estudios de campo se creo un protocolo de tratamiento enmarcado en la agroecología, que permitió controlar la fitopatología hasta una incidencia de 3% en promedio. Se cruzó la data epidemiológica de las diferentes propuestas de tratamiento, con los datos morfométricos de las plantas de banano en estudio y la microbiología del suelo correspondiente; evidenciándose que en el suelo existe un desequilibrio ecológico en la población microbiana, donde la población de coliformes ocupa 1/3 de la población de bacterias global (aerobios mesófilos) cuando debería ser menos del 1%. Este fenómeno puede deberse a la pérdida de capacidad buffer microbiológico del suelo, debido a su agotamiento, por lo tanto al usar aguas de riego de dudosa calidad sanitaria los patógenos potenciales no tienen ningún tipo de contención; o por el uso de agrotóxicos que presionan la selección involuntaria de patógenos, pues por pertenecer al grupo de los descomponedores, son los únicos capaces de desdoblar las complejas moléculas orgánicas de los principios activos residuales de los agroquímicos adicionados a los lotes (para mayor información ver archivo adjunto: Informe Técnico desde 90 a 155 días de pruebas en lotes 28 y 29 de A.P.L.).

En los archivos PDF adjuntos la Ingeniera Yassellis J. Ruíz R., nos da a conocer los factores que podrían incidir en la aparición del Falso Mal de Panamá en el banano.

Autora: Yassellis J. Ruiz R.
Ingeniero Químico – MSc Ingeniero Ambiental
Twitter: @yassellis
 
 
 
AGROBAN
Corporación Regional de Bananeros

Av. Juan Tanca Marengo s/n y J.J. Orrantia
Professional Center
Building, Office #307
Guayaquil - Ecuador
Phone
593(4)-210-7154
593(4)-210-7217
Mobile
593(9)-848-14234

Email
info@agroban.com.ec

Subscribe to our newsletter and manténgse informed of the latest news of the banana sector in the country!
© 2016 AGROBAN | All rights reserved